El Titular El Salvador

44 mil estudiantes y contando, la preocupante cifra de deserción en colegios privados de El Salvador

EL SALVADOR. – Datos proporcionados por la Asociación de Colegios Privados de El Salvador (ACPES) apuntan a que al menos 44 mil estudiantes de colegios privados abandonaron sus instituciones por la difícil situación económica que atraviesan sus padres a raíz de la pandemia del Coronavirus. La cifra real es potencialmente mayor, pues según administradores de colegios hay muchas otras familias que no están presentando a sus hijos a las actividades virtuales ni contestan llamadas.

Javier Hernández Amaya, presidente de la ACPES, indicó que registran un 20% de deserción escolar entre 230 colegios privados que fueron encuestados a finales del mes de junio en el país.

“El comportamiento de la deserción es lamentable para el país, porque eso es descapitalizar académicamente al país, porque es una inversión irrecuperable en estos estudiantes”, opina Hernández.

En suma, un 30 % de alumnos están con altas probabilidades de unirse a las filas de deserción, pues según los datos de la ACPES, los padres han dejado de abonar a las matrículas, a pesar de que se les han presentado opciones de pago.

“Por ejemplo el estudiante que tiene una mora de todo el año por ejemplo se le han hecho planes de pago en que paguen cuotas sin intereses de mora, divididas en lo que faltan de meses del año escolar. Para todo este tipo de situaciones el colegio tienen alternativas (académicas y de pago) para poder incorporarse al sistema y poder salir adelante en este año escolar”, aseguró.

Lo cierto es que muchos padres de familia y alumnos no han logrado adaptarse a esta modalidad. Y si a eso le sumamos que muchas  familias se han quedado sin trabajos o están suspendidos, la crisis está asegurada.

Por la parte de los colegios, Hernández indicó que con el apoyo del gobierno la mayoría de instituciones podrían sobrevivir a la pandemia. “Los colegios declaramos que dependemos de la disponibilidad de los recursos ofrecidos por el gobierno como capital de trabajo vía los préstamos de BANDESAL, tomando en cuenta el comportamiento de cuentas incobrables de la empresa educativa privada ha llegado a niveles insospechables”, dijo.

Redaccion

Redaccion