El Titular El Salvador

Conocé los cuatro rostros más buscados por la Policía salvadoreña

En El Salvador, cada día se cometen delitos de todo tipo, algunos son atendidos y llevados a un proceso judicial donde se les hace pagar su condena a los hechores, sin embargo, hay otros que huyen del país y se convierten prófugos de la justicia, actualmente, según el registro de la Policía Nacional Civil, solo son 35 mil personas las que se encuentran fugitivas de la ley.

Dentro de ese número que maneja la PNC, hay un expresidente, un alcalde, un policía y un empresario, entre otros; según una investigación de El Diario de Hoy (EDH).

El expresidente Mauricio Funes es reclamado por diferentes juzgados para que responda por varios delitos como lavado de dinero, peculado (apropiación de fondos públicos), cohecho y negociaciones ilícitas. También enfrentan procesos civiles por enriquecimiento ilícito.

En 2016 huyó a Nicaragua, con su pareja en turno, Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, y los hijos de él, Carlos Mauricio Funes Velasco y Diego Roberto Funes Cañas. Los cuatro implicados en el desvío de $351 millones en el mandato de Funes, quien llegó a la presidencia, en 2009, con el FMLN.

También, el empresario Enrique Rais López, en él fue girada una orden de detención para que responda por falsedad ideológica y fraude procesal por anomalías en el traspaso de acciones de su empresa a favor de una sociedad. Con esta acusación ya son cuatro el número de casos penales que acumula el empresario suizo-salvadoreño, quien está prófugo desde 2016.

Además de los delitos de corrupción por haber dado dádivas a empleados del Sistema Judicial y al exfiscal general, Luis Martínez a cambio de favorecerlo en diferentes casos.

De igual forma, el alcalde arenero de Pasaquina, en La Unión, Marvin Alexánder Reyes Nativi, a quien el Juzgado Especializado de Instrucción de Santa Ana giró orden de arresto contra el funcionario y otras cinco personas a quienes se les imputa el delito de tráfico ilegal de personas. Se calcula que hay 60 víctimas.

Y también, el agente policial Juan Josué Castillo Arévalo que asesinó a Carla Ayala, elemento de la corporación policial, en él se ha girado una orden judicial para que la Policía Internacional (Interpol) lo ubique y arreste, ni el ofrecimiento de la Policía Nacional Civil de dar una recompensa de $5,000 a quien ayude a encontrarlo han dado resultados.

La misma investigación de EDH indica que, la mayoría de fugitivos escapó tras cometer los delitos; otros lo hicieron tras ser alertados por informantes de que estaban siendo investigados por las autoridades; en algunos casos fueron ellos mismos quienes les recomendaron que huyeran.

En los últimos 10 años, también se fugaron 326 personas que estaban recluidas en diferentes presidios del país, según registros revelados, en agosto pasado, por la Dirección General de Centros Penales.

Redaccion

Redaccion

1 comment