El Titular El Salvador

Creencia musulmana obliga al anticristianismo

Los musulmanes promueven el anticristianismo. El término “anticristianismo”, que proviene de una palabra griega que significa “contra cristianos”.

El musulmán es una religión que se conserva como un movimiento social, político y religioso muy tirano, teniendo como único dios a Allah, donde para ser parte de ella hay afirmar la declaración de Fe musulmana, pero es casi imposible salirse.

Además, el musulmán, en realidad, es una forma de paganismo monoteísta y niega que Jesús sea el Hijo de Dios y que Dios sea su Padre, por lo tanto niega al “Padre y al Hijo”.

De modo que el ser musulmán significa profesar el  anticristianismo. No puede ser una religión divina bíblica y una religión anticristianismo al mismo tiempo, por lo tanto, es una secta”.

Hasta la biblia misma, en 1 Juan 4:3 nos dice que para prevenir el contagio, es preciso identificar a los “portadores de la enfermedad” y evitarlos. ¿Cómo podemos identificar a los anticristos?

Los musulmanes son el anticristo. El término “anticristo”, que proviene de una palabra griega que significa “contra Cristo”, se refiere a cualquiera que haga lo siguiente:

  1. Negar que Jesús es el Cristo, o el Mesías, o que es el Hijo de Dios (1 Juan 2:22) “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Mesías? Ese es el anticristo. El que niega al Padre y al Hijo”.
  2. Negar la Trinidad, aceptada por los cristianos en general, es decir, negar la divinidad de Jesús o sea el Verbo o la encarnación de la Segunda Persona de la Trinidad. ¿Cómo demostrar que Jesús es Dios? (Juan 1:1-18) “En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios” con (Juan 1:14) “Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad y vemos su gloria, gloria como del unigénito del Padre”, encontrará que Jesús es el Verbo y el Verbo era Dios. (Juan 10:30) “Yo y el Padre somos uno”.

Por su parte los musulmanes tienen 255 versículos en el Corán que ordenan la violencia y la matanza, a los “infieles-no musulmanes” lo que no está permitido en cualquier otra religión, o en un mundo civilizado. Los musulmanes nunca tienen sentimientos de culpa tras las matanzas de infieles. Porque el Corán les consuela y convence de que no hacen nada mal matando a los infieles.

Sura 8:17 “No erais vosotros quienes les mataban, era Alá Quien les mataba. Cuando tirabas, no eras tú quien tiraba, era Alá Quien tiraba, para hacer experimentar a los creyentes un favor venido de Él. Alá todo lo oye, todo lo sabe”.

Esto significa que los musulmanes no tendrán ninguna culpa al matar a un infiel porque es el deseo de Allah y Allah solamente está utilizando sus manos para matar a los infieles.

Redaccion

Redaccion

1 comment