El Titular El Salvador

Carlos Calleja construirá viviendas dignas para los salvadoreños

Esta propuesta formaría parte del programa “Vivienda Digna”, para lo que crearán un Fondo para la Vivienda Digna.

La fórmula presidencial de la Alianza por un Nuevo País, Carlos Calleja y Carmen Aída Lazo, propusieron construir 10,000 viviendas dignas en cada año de su gobierno.

Este fondo será administrado por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO), aseguraron los candidatos de la Alianza por un Nuevo País. Esto contribuirá a la dignificación de la persona y la construcción de cohesión social; así como, dar respuesta a la necesidad habitacional del país.

“Vivienda Digna no es únicamente un proyecto de construir viviendas, como ha sido en los últimos años, en el que ha habido una completa falta de alineación de objetivos y esfuerzos entre todos los actores relacionados con el tema”, dijo el candidato presidencial Carlos Calleja.

La candidata a la vicepresidencia aseguró que para este proyecto se destinará una inversión pública anual de $20 millones durante 15 años y otros $100 millones de inversión anual mediante asocios públicos-privados.

Carlos Calleja agregó: “Nosotros trabajaremos de la mano con municipalidades, por ejemplo, apoyando sus iniciativas de construcción de viviendas, pero asegurando que se cumplan los estándares mínimos y los lineamientos técnicos”.

La fórmula estableció que este problema habitacional afecta a miles de salvadoreños, lo que causa altos grados de inseguridad y vulnerabilidad. Esta propuesta de campaña está amparada en la Constitución de la República que detalla que El Estado debe procurar que un “mayor número de familias salvadoreñas lleguen a ser propietarias de su vivienda”.

“Vamos alinear la cadena de valor y apoyarnos con aliados de varios sectores para la construcción de viviendas dignas accesibles para que la oferta y la demanda de vivienda coincida”, agregó Carmen Aída Lazo.

El déficit de viviendas alcanza los 1.4 millones, de las que alrededor de 245,369 deben construirse nuevas y otras 1.5 millones deben renovarse. El último plan de gobierno “Casa para Todos” ha generado pérdidas en la venta y mantenimiento de viviendas, lo que ha afectado al sector económico y a los salvadoreños.

Redaccion

Redaccion