El Titular El Salvador

Mauricio de Vengoechea impartió charla “ganador de encuestas, perdedor de elecciones”

Las encuestas solo mitigan la curiosidad ciudadana, más no establecen un resultado definitivo de cara a las elecciones presidenciales, aseguró Vengoechea.

El asesor internacional político y analista, Mauricio De Vengoechea, aseguró en entrevista de CNN Español que El Salvador tendrá una elección sin mucha complicación, ya que las encuestas demuestran que hay una gran diferencia de preferencia por los candidatos presidenciales.

Sin embargo, fue el mismo Vengoechea quién indicó que en los países democráticos, las encuestas de opinión pública solo se encargaban de mitigar la “curiosidad ciudadana” sobre quién termine de ganador en las elecciones. Más no predecían con certeza los resultados electorales, puesto que hay muchos candidatos que van arriba en todas las encuestas y son derrotados en las urnas.

Lo anterior lo aseguró Mauricio de Vengoechea en la XII Cumbre Mundial de Comunicación Política en febrero 2018, donde aseguró que un candidato podía alcanzar la popularidad entre los votantes, pero no lo suficiente para ganar las elecciones.

“El tiempo es lo más democrático que existe, todos tenemos los mismos días, los mismos minutos y segundos. Solo que unos los usan mejor que otros”, explicó el analista internacional. Así mismo, Vengoechea indicó que un “buen político” era aquel racional y emocional al mismo tiempo, que aunque tiene estrategia sabe hablar con la gente desde el corazón.

El analista político agregó: un político tiene solamente tres papeles: conseguir dinero, conseguir votos y pasar el mensaje. Todo lo demás le toca a la campaña”.

Dentro de los ejemplos citados por Vengoechea de políticos que iban arriba en las encuestas, pero que al final no lo lograron se encuentran: en 2004, José Luis Rodríguez Zapatero era superado por el conservador Mariano Rajoy en España, pero terminó ganando Zapatero; luego, para 2016, Hillary Clinton se encontraba a la cabeza de las encuestas en Estados Unidos, aunque el que terminó ganando fue Donald Trump.

Lo mismo sucedió con el expresidente de México Felipe Calderón, candidato del PAN, quien comenzó la campaña con el 8% de apoyo de los mexicanos. Luego, también en El Salvador, el actual presidente Salvador Sánchez Cerén aparecía como segundo, incluso tercero, en la contienda y terminó ganando en segunda vuelta.

Redaccion

Redaccion